FLOWER CHILD


This series of photographs is part of the 90´s Gen Nostalgia project


En los años 70, la revolución se palpaba en las calles. Aquello que había empezado en los años 60 tomó forma y el mundo se organizó para protestar por las injusticias que vivían. La guerra de Vietnam fue la causa de muchas protestas en las cuales las universidades se revelaban y mostraban su desacuerdo con las decisiones del gobierno. Pese a los intentos de llegar a un acuerdo, las amenazas y las respuestas violentas no tardaron en llegar y las fuerzas de la ley actuaron brutalmente contra estudiantes, ciudadanos y extranjeros, provocando heridos e incluso algunas muertes. A pesar de mantener una actitud no violenta en las manifestaciones, se producían detenciones. Como el caso de las protestas de mayo de 1971, en las que, después de tres días utilizando formas de protesta no agresivas como paralizar el tráfico, se llegó a arrestar a más de 13.500 personas. La represión que se vivía no supuso un impedimento para exigir ese derecho, sino todo lo contrario, suponía un reto que debía ser respondido con más protestas. Los cambios en la política y en la sociedad son constantes. La demanda de justicia siempre ha avanzado por nuevas causas. En la actualidad, se sigue protestando de forma pacífica; como es el caso de las manifestaciones en Estados Unidos en contra de las políticas y las ideas de un presidente como Donald Trump. En esta serie de fotografías la expresión corporal del modelo es algo crucial para la representación de la idea principal. Uniendo el estilo hippie, sencillo, que relacionamos fácilmente con la época representada.

Photography, styling and text  by Dave Jackson & Adriana Trujillo 
Lighting by Judit Prats
Model Jordi Farriol